Motivaciones

El Centro de Madrid se viene considerando habitualmente como un espacio de oportunidad para aquellas actividades y usos que no implican una localización concreta. La implantación de actividades y usos de escala metropolitana viene condicionando las respuestas públicas y privadas a las oportunidades de uso, y en consecuencia la mejora de las condiciones de vida concretas de la población residente del distrito encuentra una de sus barreras en la pugna entre la resolución de los déficits dotacionales y las estrategias centralizadoras. El programa de AM a ese respecto señalaba la necesidad de atender al Centro como un espacio habitado y la oportunidad de generar nuevas centralidades en la ciudad de Madrid.

De entre el conjunto de los edificios y solares vacíos en la mitad sur del distrito centro destaca el edificio conocido como “Palacio de Sueca” en la calle Duque de Alba, construido como escuela a finales del siglo XVIII. No es el único, existen una serie de espacios de titularidad municipal (solares, edificios, locales) en este ámbito territorial que bien podrían dar respuesta a las acuciantes carencias dotacionales y de equipamientos que adolecen la posibilidad de habitar en un contexto socio-económico que tiende a la turistificación de ese mismo ámbito.

La puesta en relación de ese conjunto de oportunidades (los vacíos) con esas
carencias (dotacionales, de equipamiento y de modos de vida) mediante un proceso
de participación informada en el que puedan desarrollarse un conjunto de
propuestas de ocupación de esos ámbitos constituye una posibilidad virtuosa de
planificar una rehabilitación del territorio que sea a la vez física y social, motivación
que es principal de entre los objetivos de la Oficina de Urbanismo Social.